pelis
TODOCINE.COM

Detrás de Alfred Hitchcock, el denominado “maestro del suspense”, había un aspecto que se ocultaba: su extraordinariamente creativo romance con su leal esposa y colaboradora en la realización cinematográfica, Alma Reville. “Hitchcock” saca a la luz su fascinante y compleja historia de amor. Y lo hace mientras se filma su más audaz aventura cinematográfica, “Psicosis” (1960), que se convertiría en la película más controvertida del director y también en la más legendaria. Cuando, contra todo pronóstico, la tumultuosa producción llegó a su fin, la forma de hacer cine cambió para siempre, pero solo unos pocos supieron que realmente hicieron falta dos para llevar a cabo el filme.

Me encanta el cine de Alfred Hitchcock y a él lo tengo por uno de los mejores directores de toda la historia del séptimo arte, pero las cosas cambian mucho cuando se hacen películas relacionadas de una forma u otra con la obra del mago del suspense. Él mismo demostró una gran habilidad para rodar nuevas versiones de varias de sus películas, pero los resultados han sido muy decepcionantes cuando han sido otros los responsables.

En 1858, varios esclavos varones son transportados a través de Texas por los hermanos Speck (James Remar y James Russo). En su grupo está Django (Jamie Foxx), quien fue separado de su esposa Broomhilda (Kerry Washington). Los hermanos Speck encuentran al Dr. King Schultz (Christoph Waltz), un dentista alemán y, sin saberlo, cazador de recompensas. Schultz libera a Django y mata a uno de los hermanos Speck, dejando al otro para ser asesinado por los esclavos ahora libres. Schultz revela que él buscó a Django para ayudarle en la identificación de los hermanos Brittle, un trío de asesinos despiadados que trabajan para los propietarios de las plantaciones. Schultz confiesa que su caza de recompensas es oportunista, pero hace hincapié en que, como Django, desprecia la esclavitud. Los dos llegan a un acuerdo: a cambio de ayudarle a localizar a los hermanos Brittle, Schultz liberará a Django de la esclavitud, le dará $ 75 y un caballo. Después de cazar y matar a los hermanos Brittle, Schultz se lleva a Django como socio en la caza de recompensas.

«Mama» fue una expaciente de un asilo mental de los años 1800. Su apariencia y acciones sugieren que tenía el síndrome de Down, aunque esto nunca se confirma. Ella escapó del asilo, apuñaló a la monja que le había arrebatado a su hija —también llamada Lilly— y se marchó con su bebé. Perseguida por las autoridades, terminó el borde de un acantilado con vista a un lago. Viendo que no tenía otra opción, saltó y se golpeó con la rama de un árbol. «Mama» cayó al lago, pero la bebé —fallecida por el impacto— quedó atrapada en el tronco del árbol y fue rescatada por quienes las perseguían. «Mama» se convirtió en fantasma y quedó embargada por la pena al no saber por qué su bebé no estaba junto a ella en el lago. Esto provocó que tomara una forma físicamente retorcida, con las partes del cuerpo torcidas y las articulaciones dobladas en el sentido contrario. Por más de cien años, el espíritu de «Mama» buscó a su hija en el bosque, hasta que encontró a Victoria y Lilly a punto de ser asesinadas en la cabaña. Allí las protegió como si fueran sus hijas.

La presencia de «Mama» es generalmente acompañada por mariposas negras y problemas eléctricos. Juega con las niñas pero se esconde del resto de las personas. Victoria siempre se quita los anteojos para mirarla y le dice al Dr. Dreyfuss que ella no aparecerá donde pueda ser vista.